miércoles, 16 de octubre de 2013


Erase una vez una estudiante de Bellas Artes que pintaba muy a gusto este cuadro, hasta que vino el profesor, le desmontó el proyecto y la desmoralizó. Erase otro cuadró que se quedó a medias y otra estudiante deprimida en la facultad (por si fueramos pocos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario